Radio Amishar

11 de junio de 2011

Sucedió así.

Un barbero ateo y un Cristiano conversaban animadamente de las condiciones del mundo mientras caminaban por las calles de un barrio bajo. Entonces él barbero ateo hizo él siguiente comentario:
-Si Dios existe, ¿por qué permite tanta maldad, tanto crimen?
Él Cristiano guardó silencio por unos segundos, mientras miraba alrededor. Al poco rato vio que se acercaba un borracho sucio, barbudo y despeinado. Entonces respondió:
Siendo usted tan buen barbero, ¿por qué permite que este hombre tenga él cabello tan descuidado?
-Bueno, usted verá.. -respondió él barbero-, él tendría que venir a mi barberia para que yo lo ayude a mejorar su apariencia.
-¿No le parece que lo mismo ocurre con todos nuestros males? - replicó él Cristiano -. Dios nos puede ayudar a superarlos. Pero primero debemos permitirle que nos ayude.

Revista Prioridades. Página 22.

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.