Radio Amishar

22 de agosto de 2011

LA NATURALEZA NOS HABLA DE DIOS

Meditaciones Matinales
De Amigos Adventistas
Cada día con Dios - Elena G. de White
Hoy es Lunes 22 de agosto del 2011


LA NATURALEZA NOS HABLA DE DIOS

Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto. Gen. 1: 31.

Dios nos habla por medio de la naturaleza. Escuchamos su voz al contemplar la belleza y la riqueza del mundo natural. Vemos su gloria en las hermosuras trazadas por su mano. Contemplamos sus obras sin velo que las cubra. Dios nos ha dado estas cosas, para que al contemplar las obras de sus manos podamos aprender acerca de él.
El Señor nos ha concedido estas cosas preciosas como una expresión de su amor. El ama lo bello, y para complacernos y agasajarnos ha extendido delante de nosotros las bellezas de la naturaleza, tal como un padre terrenal trata de poner cosas lindas delante de los hijos que ama. Al Señor siempre le gusta vernos contentos. A pesar de que el pecado es la causa de todas sus imperfecciones, ha combinado en esta tierra lo útil con lo hermoso. El delicado color de las flores nos habla de su ternura y su amor. Tienen su propio lenguaje, que nos recuerda al Dador.
Por medio de la naturaleza podemos contemplar al Dios de la naturaleza. El revela su carácter mediante los elevados árboles, los arbustos y las flores. Se lo puede comparar con los más hermosos lirios y rosas. Me gusta contemplar las cosas de Dios manifestadas en la naturaleza, porque el Señor ha impreso en ellas su propio carácter. Nos las ha dado porque nos ama, y quiere que nos complazcamos en ellas. Por lo tanto, no adoremos las cosas hermosas de la naturaleza; por el contrario, veamos al Dios de la naturaleza por medio de ella, para que así nos sintamos inducidos a adorar al Dador. Respondan a los propósitos de Dios estos hermosos ministerios de amor, y acerquemos nuestros corazones a él para que nos llenemos de la belleza de su carácter, y adoremos su bondad, su compasión y su amor inefable.
Dios es bueno y digno de toda alabanza. Ha derramado abundantemente sus misericordias sobre nosotros. Nos ha rodeado de las señales de su amor. Pueden airarse los paganos y trazar planes vanos contra él, pero el Señor es inmutable. Ha hecho las fortalezas de las colinas eternas a fin de que sean un lugar seguro para que su pueblo se oculte. Ha preparado las montañas y las cavernas para sus hijos perseguidos y oprimidos. Podemos cantar: "Dios es nuestro refugio y nuestra fortaleza en el momento de prueba". El que creó las elevadas montañas y las colinas eternas debe ser el objeto de nuestra contemplación (Manuscrito 100, del 20 de agosto de 1898, "La naturaleza nos habla de Dios").

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.