Radio Amishar

24 de septiembre de 2011

CRISTO ES EL CAMINO

Meditaciones Matinales
De Amigos Adventistas
Cada día con Dios - Elena G. de White
Hoy es Jueves 22 de septiembre del 2011


CRISTO ES EL CAMINO

Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. Juan 14: 8, 9.

No podríamos encontrar a Dios si lo buscáramos. En cambio, él se ha revelado en el carácter de Cristo, que es el resplandor de la gloria del Padre, y la expresa imagen de su persona. Si queremos conocer a Dios, debemos ser semejantes a Cristo. . .
Quien no trate de acercarse cada día más a Cristo no podrá conocer el carácter de Dios. El vivir una vida pura por fe en Cristo como Salvador personal le da al creyente un concepto más claro y elevado de Dios. Nadie, cuyo carácter no sea noble y semejante al de Cristo, puede representar a Dios en forma correcta. Puede predicar acerca de él, pero sus oyentes no verán que Cristo sea un huésped permanente en su corazón. . .
Los que participan del amor de Cristo al aceptar la verdad, darán evidencias de ello al hacer esfuerzos fervientes y abnegados para dar el mensaje de Dios a los que se encuentran en error. De esa manera se convierten en colaboradores de Cristo. El amor a Dios y el amor mutuo unen las almas a Cristo con los áureos eslabones del amor. El alma se une a él mediante un vínculo santo y elevado.
La verdadera santificación une a los creyentes a Cristo y a los unos con los otros mediante lazos de tierna simpatía. Esta unión permite que fluyan continuamente del corazón ricas corrientes de amor cristiano que vuelven a surgir en amor mutuo.
Las cualidades esenciales que todos debemos poseer son las que señalaron la perfección del carácter de Cristo: su amor, su paciencia, su generosidad y su bondad. . .
Es el mayor y más fatal de los engaños suponer que alguien tenga fe en la vida eterna sin manifestar un amor por sus hermanos que sea semejante al de Cristo. Quien ame a Dios y a su prójimo está lleno de luz y amor. Dios está en él al mismo tiempo que lo envuelve. Los cristianos aman a los que están en torno de ellos como almas preciosas por las cuales Cristo murió. El cristiano sin amor no existe; "porque Dios es amor" (Manuscrito 133, del 20 de septiembre de 1899, "La importancia de la ley de Dios").

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.