Radio Amishar

15 de septiembre de 2011

TENGAN CUIDADO CON LO QUE DICEN

Meditaciones Matinales
De Amigos Adventistas
Cada día con Dios - Elena G. de White
Hoy es Jueves 15 de septiembre del 2011


TENGAN CUIDADO CON LO QUE DICEN

Escrito está. . . Escrito está también. . . Porque escrito está. Mat. 4: 4, 7, 10.

Algunos que en tiempos pasados fueron honrados por Dios, han caído en las trampas y los engaños del enemigo. Se les advirtió de su peligro, pero como no quisieron escuchar las amonestaciones que se les enviaron, fueron engañados más y más, hasta que finalmente se los halló combatiendo al Señor y a sus obreros.
Los que se hallan de pie sobre la roca de la verdad eterna tendrán que enfrentar a veces una oposición tan abierta que se verán en la obligación de tomar decisiones muy firmes. En esas ocasiones cada palabra debiera ser cuidadosamente pesada, no sea que hiramos a las almas que queremos ayudar. Sujetemos nuestra lengua como con una brida, y recordemos que Dios no nos ha encomendado la tarea de juzgar a nuestros hermanos. . .
Obtengamos de la Palabra de Dios todo el consuelo y el ánimo posible y presentémoselos a las almas que luchan con perplejidades y dificultades. Pero nunca lancemos acusaciones injuriosas contra los que están engañados. . .
Al hacer frente al enemigo en el desierto la respuesta de Cristo a sus malvadas insinuaciones fue: "Escrito está". Cuando Satanás pretendió llegar a ser el dueño de todo el mundo, y le pidió que lo adorara como Dios, Aquel a cuya palabra hubieran acudido en su ayuda legiones de ángeles se limitó a decir: "Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás" (Mat. 4: 10). Sólo comprendemos parcialmente la intensidad de este conflicto. Parecía que el Salvador iba a morir en el campo de batalla, pero resistió a su perverso enemigo. Sus palabras tan bien escogidas eran como una aguda espada de dos filos. Satanás fue completamente derrotado. Se dio cuenta de que el Príncipe de la vida no podía ser engañado por ningún sofisma.
Estamos ahora en el campo de batalla. . .
Sea la Palabra de Dios el motivo de nuestro estudio. . .
A todos los que creen en él, Cristo les dio la facultad de ser hijos de Dios. Todos los que son considerados miembros de la familia real vivirán para Aquel que es la propiciación de sus pecados. A medida que conocen más y más la verdad, sus pies se afirman más y más sobre el fundamento seguro. Ni la inundación ni la tempestad los pueden sacar de allí (Carta 289, del 13 de septiembre de 1905, dirigida a mis hermanos en el ministerio).

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.