Radio Amishar

5 de agosto de 2014

África

África

Posted: 04 Aug 2014 07:25 AM PDT

«Cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí [...] en las partes más lejanas de la tierra» (Hechos I: 8).


«Señor, no quiero ir a Africa. Cualquier lugar menos Africa». Scott Brown se había enterado de que el grupo al que pertenecía había programado va­rios conciertos en diferentes lugares de África, y se esperaba que él parti­cipara. Pero Scott no podía pensar en nada peor que ser enviado a África: elefantes salvajes, leones rugientes, serpientes venenosas, violentas revo­luciones, terribles hambrunas y horribles enfermedades…

Cuando los demás músicos se enteraron de los temores de Scott co­menzaron a burlarse de él durante todo el viaje en avión. Pero según iban de un lugar a otro, Scott llegó a la conclusión de que sus temores eran in­fundados y que África no era un lugar tan malo. Las ciudades más moder­nas tenían buenas calles, rascacielos y hoteles de lujo. Conoció a muchas personas muy amables.

Después de uno de los conciertos, alguien del público se acercó y les dijo: «Soy el jefe de una tribu. ¿Podrían cantar para la gente de mi pobla­do?». Les explicó que su corazón había sido tocado por la letra de sus him­nos, y que su gente nunca había oído hablar de Jesús. «Me gustaría que escucharan la canción que interpreta el joven Scott».

Con pocas ganas, Scott acompañó a otros cuatro miembros del grupo hasta aquel remoto poblado. Mientras colocaban sus pertenencias en el vehículo, el jefe les recordó que allí no había electricidad. Les tomó doce horas llegar. Durante las últimas seis horas no encontraron ningún otro ve­hículo de motor en la vía. Llegaron a la pequeña aldea de chozas de barro al anochecer. Mientras tanto, algunos miembros comenzaron a tocar sus tambores para avisar a las aldeas vecinas de que habían llegado unos artis­tas invitados para cantar. Scott y sus compañeros cenaron un guisado de ingredientes desconocidos.

Scott estaba sudado, lleno de polvo y cansado. Al contemplar los alre­dedores se dio cuenta de que sus temores se habían hecho realidad. Las palabras de Jesús respecto a ir por todo el mundo a predicar el evangelio no fueron de gran consuelo para el preocupado joven.

(Continuará…)

Tomado de: 
Lecturas devocionales para Menores 2014
"En la cima"
Por: Kay D. Rizzo

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.