Radio Amishar

25 de noviembre de 2014

Como una planta, que interesante

Si hemos de ser plantas que crecen en el jardín del Señor, debemos tener una provisión constante de vida y celo espirituales.

Entonces el crecimiento se echará de ver en la fe y el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. No hay un lugar a mitad de camino donde podamos renunciar a nuestra responsabilidad y tomarnos un descanso. Hemos de mantenernos avanzando hacia el cielo, desarrollando un sólido carácter religioso. La medida del Espíritu Santo que recibamos será proporcional a la medida de nuestro deseo y a la fe que ejerzamos por él, y al uso que hagamos de la luz y el conocimiento que nos sean concedidos…

Aquel que busca verdaderamente la preciosa gracia de Cristo puede estar seguro de que no será chasqueado. Esta promesa nos ha sido dada por Aquel que no nos engañará.—The Review and Herald, 5 de mayo de 1896.

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.