Radio Amishar

12 de mayo de 2015

1 de Timoteo 2 :4

Nadie podría salvarse si Dios no tuviera el propósito de perdonar y restaurar a los pecadores arrepentidos. Puesto que el amor de Dios no excluye a nadie de la oportunidad de la salvación, todos los que finalmente se pierdan sufrirán las consecuencias de no haber aceptado las invitaciones del amor de Dios

0 comentarios: