Radio Amishar

19 de noviembre de 2010

CUANDO EL HUBIERA Y EL CASI CASI…



¡Casi, casi lo logré!¡Por un punto no pase el examen!
¡Otro se me adelantó!
¡Si lo hubiera dicho antes!
¡Debí decirle que la o lo amaba, pero ya no vive más!
De no haber llegado tarde…


Alguien dijo que “el hubiera no existe”, sin embargo que diferente hubiera sido todo si muchas veces no nos hubiéramos quedado cruzados de brazos. El hubiera implica esperanza en un resultado diferente cuando las cosas no nos salieron como las habíamos planificado. Implica también resignación, pesar y culpabilidad.
  • Hay momentos en que se nos presentan oportunidades únicas y hay que actuar, porque si no avanzas, otro tomará tu lugar.
  • Hay palabras que no se pueden dejar de decir y hay acciones que se tienen que hacer en el momento porque si no, pasan.
  • No podemos permitir que se escapen los buenos momentos.

Tanta gente que muere con un gran cargo y peso en sus conciencias porque en el momento en que debieron hacer lo correcto, no lo hicieron y cuando llega su momento de partir, no quisieran irse sabiendo que dejaron demasiadas cosas inconclusas por hacer o en el olvido.
Intentarlo es importante, porque muchas veces de los intentos y de la persistencia logramos disciplinarnos para alcanzar grandes cosas. Sin embargo, no podemos pasar la mayor parte de nuestras vidas con el “casi casi” y el “hubiera”. Hay que actuar, completar las tareas, estar tranquilos porque sepamos que hicimos el mejor intento, que lo dimos todo y que pusimos de nuestra parte para no quedar con cargos de conciencia.
Si la semilla decidiera un día dejar de crecer, no obtendríamos un delicioso fruto o se vería un frondoso árbol o delicada flor.
Si dejamos un traje casi casi terminado, cuando lo vayamos a utilizar difícilmente nos servirá porque está incompleto.

Entonces, concluyamos lo que iniciemos a menos que sea algo que nos traerá un mal. Para que un día podamos sonreírnos satisfechos sabiendo que quisimos hacer de todo lo mejor posible.

Así sucede en la vida espiritual. Esperamos que las cosas que nos alejan de Dios las podamos resolver, sin embargo el tiempo pasa y todavía no tomamos una decisión al respecto. Estamos pensando que tenemos toda una vida para acercarnos a ÉL, cuando ya las cosas estén al borde de la desesperación, y no nos damos cuenta de que el momento para buscarlo es HOY.

Tienes la oportunidad de poder hacer hoy lo que por tanto tiempo has rechazado, no es decir soy cristiano, no es pensar que soy bueno porque no tengo problemas con mis semejantes, es el tiempo de ver a Jesús cara a cara y dedicar tu vida a ÉL. No esperes más el tiempo esta pasando y puede que sea demasiado tarde para volver a empezar.

DIOS te bendiga. Porque no empiezas hoy viernes 19 de noviembre de 2010 y guardas su día de reposo. Este día fue creado especialmente para ti, con la finalidad de que dejes todas tus cargas y tengas un encuentro especial con ÉL.

Te invito a comenzar. 

FELIZ SABADO....


0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.