Radio Amishar

10 de mayo de 2012

ACEPTEN LO QUE CRISTO DICE

ALZA TUS OJOS - ELENA G DE WHITE

"Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera." Juan 6: 37. 


Todo lo que Jesús les pide es que acepten la verdad del Evangelio tal como está escrita. Sus requerimientos son sencillos y precisos. Todo lo que Dios pide de ustedes es que crean su palabra, que acepten el "así dijo el Señor". Los requerimientos de Dios son sus comunicaciones a la familia humana. Les habla como a instrumentos inteligentes y capaces de razonar, responsables de rendirle el fruto de la justicia. . . 

¿Tomarán ustedes la Palabra de Dios tal como está escrita? Como instrumentos responsables, ¿buscarán comprender su responsabilidad ante Dios? El es el soberano del mundo. Ha confiado a los seres humanos dones sagrados y los ha dotado con preciosas facultades. Son responsables ante El por el uso correcto de estos dones. 

El Evangelio es una revelación de misericordia y salvación. Si los hombres no fueran pecadores, el llamado: "Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado" (Mat 3: 2), no los alcanzaría. Si no fueran culpables, no necesitarían de un Salvador. 

Solamente tenemos que ir a El, aceptando la invitación. "Si alguno tiene sed, venga a mí y beba" (Juan 7: 37). "Y al que a mí viene, no le echo fuera" (Juan 6: 37). Cada ser humano, al leer estas palabras, debiera sentir que está pisando suelo santo. Recuerden que la vida del unigénito Hijo de Dios fue ofrecida por ustedes. Mientras el Espíritu Santo impresionaba las palabras de Cristo sobre el corazón y la mente, el hombre debe sentir que está en la presencia de una bondad superior, que supera en forma inconmensurable cualquier cosa que la tierra pueda ofrecer. Debe sentir que está ocupando terreno santo, porque está cerca de la Fuente viviente de misericordia y amor. 

Jehová le dijo a Moisés: "YO SOY EL QUE SOY" "(Exo. 3:14). Cristo declaró: "Antes que Abrahán fuese, yo soy" (Juan 8: 58). Mediante esta declaración, dejó abiertos los recursos de perdón para la raza culpable. El es la Palabra, consciente del poder que tiene para tomar su vida o deponerla según lo elija, a fin de asegurar la salvación a los que han caído bajo las falsedades e intrigas de Satanás. . . 

Habiendo traído al mundo los grandes tesoros del cielo, que pertenecen y fueron creados por el Dios eterno, Cristo puede dar a todos vida eterna. A todos los que creen en El como su Salvador personal, les dará un eterno peso de gloria. 

Se nos extiende la invitación: "Salid de en medio de ellos, y apartaos. . . y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso" " (2 Cor. 6: 17, 18) (Carta 79, del 10 de mayo de 1900, dirigida a un amable hombre de negocios y a su esposa adventista). 

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.