Radio Amishar

23 de marzo de 2014

JEFTÉ

Matutina de Jóvenes

"Vayan y clamen a los dioses que han escogido. ¡Que ellos los libren en tiempo de angustia!". Jueces 10:14

Domingo 23 - Marzo del 2014

Israel está desesperado buscando un gobernante. El cargo estaba vacante, y cualquiera que llegara solicitándolo iba a ser fácil que lo consiguiera. Incluso Jefté: un hijo bastardo, expulsado de su familia y participante de una pandilla de malvivientes.

La situación es esta porque Israel, una vez más, se alejó de Dios. Los destinatarios de las promesas divinas están esclavizados por los pueblos vecinos. En el juego de sube y baja espiritual que el pueblo proponía, se volvieron a Jehová. La respuesta del Señor es la que aparece en el texto citado: ustedes eligieron; háganse cargo.

Entonces opera el cambio. Israel se deshizo de los dioses extranjeros y sirvieron al Señor (Juec. 10:16) ¿Y nosotros? ¿Tendremos que destruir dioses extraños? ¿Qué tendremos que hacer, para demostrarle al Señor nuestro arrepentimiento?

Liderados por un Jefté convertido y guiado por Dios, se enfrentan a los dominadores, los vencen y los transforman en sus esclavos. Todo puede cambiar cuando Dios ocupa su trono en tu vida.

Tu pasado, tu ADN, tu pésimo currículo no es motivo para que Dios no te pueda usar. El poder transformador de Dios puede llegar hasta el lugar más hondo, más profundo, más sucio, más horrible y más asqueroso al que el hombre pueda imaginar. No hay corazón tan duro que el amor de Cristo no pueda tocar. No hay vida tan descarriada que el Pastor divino no pueda encaminar. No existe pasado tan sucio que el Maestro no pueda limpiar.

Cuando Cristo te llama (o te acepta) para una misión y tú te entregas, con fe, en sus brazos, creyendo en su Palabra, no hay enemigo que pueda derrotarte. Sinceramente creo en cada palabra que he escrito hasta ahora; pero las tres palabras centrales de la primera oración de este párrafo son la base de todo el milagro: "Tú te entregas".

Sin esta pieza, el rompecabezas de tu vida continuará siendo un pequeño (gran) caos; una mancha sin lógica ni estructura; un túnel sin luz. Pero si te entregas, tu vida gana sentido, orden y luz. ¡Entrégate hoy!

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.