Radio Amishar

10 de marzo de 2015

Restaurar

La confesión, pues, debe ser específica: a Dios, por los pecados que han herido su corazón y nos han puesto en falta de armonía con su carácter de amor y su voluntad perfecta y buena; y, si has dañado a alguien de alguna manera, también es importante que te acerques a esa persona para arreglar las cuentas. Solo hay paz interior cuando las cuentas están saldadas con Dios y con el prójimo. Busca hoy a quienes hayas herido o dañado, confiésales tus faltas y ofrece repararlas; e independientemente de la reacción de tales personas, ten la seguridad de que tu Padre celestial te comprende, te perdona, te acepta y te restaura a la armonía con él.

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.