Radio Amishar

28 de abril de 2015

Calmados todo llega a su fin

La admonición de Pablo prohibe la desesperante preocupación, inevitable en los que dependen de sí mismos en medio de las dificultades de la vida. Es posible hundirse bajo esa ansiedad debido a la irreflexión y el descuido o elevarse por encima de ella “echando toda. . . ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de” todos sus hijos (1Pe_5:7). El pensamiento de la proximidad de la venida del Señor debe ayudarnos para que nos liberemos de las preocupaciones terrenales y seamos tolerantes en nuestras relaciones con otros (ver com. Mat_6:33-34; 1Pe_5:7).

0 comentarios: