Radio Amishar

28 de abril de 2015

Paz de Dios

Sin duda la paz que proviene de Dios, o la paz que él confiere. No es lo mismo que tener paz para con Dios (Rom_5:1), sino que resulta de disfrutar esa experiencia. Pablo aclara que esa paz se concederá al que vive una vida de oración (Phi_4:6). Puede suceder que el cristiano no siempre esté en paz con todos los hombres 182 (Heb_12:14; ver com. Rom_12:18); pero esa situación no tiene por qué impedir que reciba la paz de Dios en su corazón. Esta paz se basa en la fe en Dios y en un conocimiento personal de su poder y protección. Brota de un sentimiento de la permanente presencia divina y produce una confianza infantil y un amor confiado. Ver com. Joh_14:27; Rom_1:7; Rom_5:1; Col_3:15; 2Th_3:16.

#rpsp Filipenses 4:7

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.