Radio Amishar

8 de noviembre de 2010

Consejos para disminuir el consumo de grasas


Existen dos tipos de grasas. Por un lado, tenemos las grasas buenas, que son esenciales para nuestro organismo porque nos aportan energía, regulan la actividad metabólica y la absorción de vitaminas, entre otros procesos corporales. Por el otro, están las grasas malas, que son las llamadas  o grasas saturadas.
Si consumimos demasiadas grasas saturadas, tenemos más posibilidades de contraer obesidad, colesterol alto, diabetes, hipertensión y enfermedades del corazón. Es importante reducir el consumo de grasas trans para cuidar nuestra salud, aunque no es fácil, ya que generalmente están presentes en alimentos deliciosos, como las papas fritas, las hamburguesas, los dulces, los pasteles, las rosquillas, entre otras delicias.
¿Crees que reducir el consumo de grasas trans es imposible? No, no lo es. Te acercamos algunos  para que tengas en cuenta en el momento de preparar tus comidas.
  • Consume más carnes magras, es decir, carne de ave, pollo, pescado o mariscos porque estos tienen menos grasas que la carne de vaca, cordero o cerdo.
  • Corta la grasa visible. Si no quitas la grasa de la carne que sirves es tu plato, seguramente la termines comiendo. Cuando comas pollo, quítale la piel.
  • Aumenta el consumo de alimentos vegetales. Las  están mucho más presentes en productos de origen animal, por eso si aumentas la cantidad de vegetales en tu alimentación diaria, reducirás notoriamente tu consumo de grasas.
  • Evita los alimentos fritos. Es mucho mejor cocinar al horno, al vapor o asado. Estas son maneras más saludables de cocinar nuestros alimentos sin utilizar demasiadas grasas.
  • Usa aceites bajos en grasas. Si no queda otra opción que freir los alimentos, entonces procura que el aceite utilizado sea bajo en grasas. Un aceite saludable es el aceite de oliva, por ejemplo.
  • Aléjate de los alimentos procesados. ¿Tienes hambre entre comidas? Antes de recurir a las patatas fritas y a las galletas dulces, mejor elige una fruta fresca.
  • Bebe leche descremada, en lugar de leche entera. Lo mismo para los yogurts.
  • Prepara puré de manzanas para acompañar las comidas horneadas. Este truco hará los alimentos horneados más saludables, sabrosos y sobre todo, bajos en grasas.
Con todos estos tips, tu organismo se librará de las grasas dañinas mucho más rápido.

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.